01

Alerta meteorológico

Solís: en algún rincón de América del sur, gobernados por la familia Espinosa por casi cinco siglos, el pueblo de este paradisíaco país se ve diezmado por catástrofes climáticas fruto del proyecto “Illapa”, un maléfico experimento científico de manipulación del clima. La única esperanza para el pueblo de Solís es Rico Rodríguez.

Con esta premisa arranca Just Cause 4. Dos años más tarde del lanzamiento de Just Cause 3, sale al mercado esta nueva entrega de la saga protagonizada por el héroe de, ejem, todos los oprimidos del universo: Rico Rodríguez. De semejante protagonista podemos claramente esperar una aventura frenética llena de fuego y explosiones, sin sacar el pie del acelerador ni por un segundo, transitando desiertos, montañas, islas, ciudades que conforman las más de treinta regiones que nos ofrece este juego.

Con respecto al equipamiento, es casi el mismo que el título anterior. Rico puede, desde el comienzo, planear con su traje aéreo e impulsarse con el gancho logrando así volar por todo el mapa, en una danza híbrida entre Spider-Man y Superman.

El gancho es tan importante, o más, que nuestro protagonista. En esta oportunidad viene mejorado. Además, contamos con tres habilidades: retractor, impulsor y elevador —las dos primeras ya estaban presentes en la entrega anterior—. El retractor nos permite unir dos objetos y atraerlos entre sí; el impulsor catapultar uno de los dos objetos unidos cual cohete a la luna; y por último, el elevador nos permite generar un globo (al mejor estilo Fulton System) con el cual podemos hacer flotar los objetos que deseemos. Cada una de estas habilidades tiene cinco niveles para desbloquear, y cada nivel desbloqueado posee a su vez, de dos a cuatro funciones para customizar, las cuales pueden combinarse de múltiples maneras. En este sentido, nos topamos con uno de los puntos más fuertes del título, y quizás el más interesante. Las posibilidades de experimentación son infinitas.

02

Por otro lado, tenemos las sidequest. Estas sirven básicamente para ganar puntos con los cuales mejorar el gancho, y están distribuidas en torno a tres personajes. Las misiones que nos proporciona El Sargento mejoran el elevador, y consisten en asistir a tropas aliadas en objetivos puntuales, tales como construir escuelas, plantar árboles... Jojojo, nah, mentira. Básicamente es destruir, destruir a los Mano Negra, fuerza antagónica a nuestro Ejército del Caos.
Por su parte, las que nos da Garland mejoran el impulsor, y consisten en acrobacias con el traje de vuelo, pruebas de velocidad en auto, moto, helicóptero, etc.
Y, por último, las misiones que nos proporciona Javi mejoran el retractor del gancho. Las mismas radican en descubrir tumbas antiguas cual Nathan Drake. Cabe mencionar que estas son las peores de todas. No porque no consistan en volar todo en mil pedazos, sino porque nos obligan a hacer algo terriblemente tedioso, como explorar cenotes y cavernas, lugares cerrados donde la capacidad de maniobrar se torna imposible, por no decir incluso frustrante. Cosas para las cuales el juego claramente no fue diseñado

03

Un cambio importante en relación a Just Cause 3, es la forma en la cual vamos conquistando las distintas regiones. Cada zona posee una base, y para tomarla tenemos que superar una misión relativamente específica (hackear computadoras, liberar prisioneros, destruir misiles, etc). Si creían que completando estas misiones el territorio ya sería nuestro, ¡no señor!, se equivocan.
Aquí es donde entra en juego la Barra de Caos. Para llenar dicha barra, debemos destruir todos los objetivos marcados en rojo que encontremos por el mundo, a cambio de un escuadrón para nuestro ejército. El número de escuadrones determina las regiones que podemos conquistar, debiendo tener así un número mayor o igual al de la región. Pero si de conquistas se trata, esto deja mucho que desear. Porque consiste, literal, de un remate de tierras: si tenemos los escuadrones necesarios los canjeamos por el territorio seleccionado y listo... no hay una batalla real por el territorio. Podría haber sido una interesante mecánica, pero la desperdiciaron.


¿Alerta meteorológico?

Cuando vio la luz el primer trailer de Just Cause 4 en la E3 2018, nos mostraron como novedad principal un nuevo enemigo: el clima. En cierta medida, lo que vimos está presente en la versión final del juego, pero no como nos lo imaginamos.

04

Esta mecánica posee un potencial muy grande que no está bien explotado. Se basa en un sistema de tornados que funciona de la siguiente manera: los mismos son generados en una de las bases enemigas, y a partir de ahí se mueven por el mapa. Pero he aquí el dilema. Uno de los problemas más grandes es que la ruta del tornado es siempre la misma, y además el terreno es tan extenso que hasta que llega a alguna ciudad pueden pasar hasta cuarenta minutos. Que no se mal interprete, la primera vez que nos encontramos con uno genera una sensación excitante: autos volando y explotando, estaciones de servicio, árboles… todo siendo atraído por el voraz torbellino. Pero es una experiencia repetitiva que aburre al poco tiempo, sobre todo por las enormes distancias que tenemos que recorrer hasta que el titán destructor llegue a un lugar interesante.

Cabe destacar, que el juego no posee clima dinámico. Este es el caso de las tormentas eléctricas, que sólo están posicionadas en una base enemiga. Pero a diferencia del tornado, el juego nos da en cierto punto una herramienta para generarla donde a nosotros nos plazca. Resulta muy extraño y decepcionante que el fichín no nos permita utilizar esta misma mecánica con los tornados.

05

Un aspecto que perjudica enormemente al título es su calidad gráfica, sobre todo en consolas. Las texturas de la vegetación, las rocas, montañas y el agua se ven con una calidad muy inferior a la entrega previa. Incluso podríamos decir que se asemejan a juegos de generaciones anteriores. Sin exagerar, es muy impactante a primera vista, sumado a su exagerado motion blur —que no se puede desactivar— que hace parecer a la babosa más lenta la mayor de las velocistas. Eso sí, hay algo que visualmente destaca: las maravillosas explosiones.
Pareciera que la calidad gráfica fue sacrificada en beneficio de la fluidez de la acción, todo para corregir así los problemas de frames que Just Cause 3 tuvo. Ojo, porque esto no quiere decir que, en momentos álgidos de enfrentamiento, no experimentemos caídas considerables de velocidad.

06

En definitiva, Just Cause 4 es una parodia a los videojuegos y películas de acción, con una historia que se siente vacía con mucho potencial desperdiciado. Una calidad gráfica lamentable, un sistema de combate entretenido, pulido con respecto a su antecesor, pero que se siente muy repetitivo a la hora de explorar el mundo. Las misiones tienen momentos memorables, pero son pocos y no reproducibles en nuestra libre experimentación por el mapa. Da la sensación de que, al ser una burla del género de acción, se toman a la ligera muchos aspectos que pueden hacer este juego mucho más entretenido y con una vida útil casi infinita. Just Cause 4 tiene muchas buenas ideas, pero mal implementadas. Y por sobre todo, no genera una sensación superadora con respecto a la entrega anterior. [i]


DESARROLLADO POR: Avalanche Studios
DISTRIBUIDO POR:
Square Enix
GÉNERO: Acción, aventura
DISPONIBLE EN: Windows, PlayStation 4, Xbox One

CALIFICACIÓN

59%

QUÉ ONDA: Rico está de regreso para desentrañar su pasado en la patria de su padre, y de paso, destruirla.
LO BUENO: Experimentar con las múltiples mejoras de habilidades.
LO MALO: Pocas novedades bajo el sol del caribe. Los gráficos son más catastróficos que los tornados. El sistema del clima es una decepción.

Este análisis fue realizado a través de un código de PS4 provisto por sus desarrolladores.

blog comments powered by Disqus

Más chismes

  • 1

Software gratuito para PC gamers – Convertidor de vídeos

irrompiblesDigital

[IRROMPIBLES] DIGITAL

Todos los números de la revista en formato electrónico. Suscribite.

Spanish English French Italian Japanese Portuguese