red dead redemption 2 review

Los placeres violentos... tienen finales violentos

¿Cómo se hace para continuar una narrativa que ya alcanzó su perfecta conclusión? No queda otra que pararse de nuevo en el punto de partida y mirar hacia atrás. Por eso, mientras su tecnología ciertamente emula el futuro, los ojos de Red Dead Redemption 2 están puestos en el pasado, en aquella famosa banda de forajidos de la que John Marston, el protagonista de la primer entrega, supo ser parte. ¿Quieren conocer a Andrew Morgan? Entonces enganchen su caballo acá, y prepárense para la experiencia más cercana posible a formar parte de un western.

Hay algo claro: a Rockstar Games no le gusta hacer las cosas a medias. Cuando les tocó, allá por el 2004, hacer un simple shooter del Lejano Oeste con espíritu de arcade, en su lugar hicieron el exitoso Red Dead Revolver.

Cosechar el suceso de aquel fichín sería razón suficiente para crear una secuela más o menos parecida pero nooo, no con Rockstar: en su lugar se mandaron a crear un juego de acción de mundo abierto que funcione como secuela espiritual de su antecesor. Cual primer indicio del tobogán de emociones narrativo que nos esperaba, lo llamaron Red Dead Redemption.

No hace falta aclarar la manera arrasadora en que, durante aquel 2010, las aventuras de John Marston en tamaño mundo inmersivo lograron instalarse en nuestros corazones.

Se tomaron su tiempo, pero en 2016 el anuncio de una secuela llegó y nos llenó de entusiasmo, pero también de incertidumbre. No vimos gameplay hasta muy avanzado su desarrollo, y algunos nos preocupamos un poquito. Hasta que las imágenes en movimiento llegaron para poner paños fríos ¡Se veía increíble!

Aún así, la vara estaba alta: ¿Cómo podía mejorar Rockstar su (quizás para muchos) mayor obra videojueguil? La respuesta está en nuestras manos ahora.


Prev Next »

blog comments powered by Disqus

Más chismes

  • 1

Software gratuito para PC gamers – Convertidor de vídeos

irrompiblesDigital

[IRROMPIBLES] DIGITAL

Todos los números de la revista en formato electrónico. Suscribite.

Spanish English French Italian Japanese Portuguese