agony review

El infierno… sin censura

Despertar sin saber quiénes somos. En un lugar que ignoramos. En un ambiente de pesadillas. No hay un pasado, no sabemos si hay un futuro y dudamos de nuestro presente. Esto es el infierno.

Agony es un juego que nos trae una visión del infierno que (de existir un lugar así) parece sumamente acertada. La aventura comienza con nosotros despertando en un sitio que desconocemos por completo. Nuestro cuerpo (suponiendo que del mismo se trata) está desfigurado, herido, maltrecho. No tenemos memorias acerca de nuestra existencia ni de por qué estamos en semejante lugar. Pero si tenemos algo: voluntad, y eso es lo que necesitamos de momento para proceder.

Avanzamos descubriendo fragmentos de pergaminos y oscuros personajes que echan algo de luz tanto sobre los eventos de este impío lugar como sobre nuestra identidad. Pronto descubrimos que nuestro destino y el boleto de salida están intrínsecamente ligados a una enigmática reina demonio, conocida como la Diosa Roja. Ella es quien gobierna y quien ayudó a crear este lugar de horror. ¡Debe saber cómo salir!

agony 2

Una terrorífica obra de arte

Agony es una belleza. Está bien, puede sonar raro que digamos que algo con elementos tan grotescos y desagradables sea "una belleza", pero lo es. Desde el comienzo de nuestra aventura podemos apreciar paisajes tan retorcidos como maravillosos, creados en forma meticulosa para plasmar esta visión del infierno. Así logra algo único e ideal: que cada jugador pueda tener una diversa gama de emociones y sensaciones al encontrarse con este sitio, tan bien creado en todos sus laberintos, recovecos, lugares sin sentido, ominosas figuras compuestas por almas torturadas, pilas de cadáveres y montañas de huesos. Verlo, recorrer, explorarlo, es toda una experiencia.

Los diversos personajes que aparecen en nuestro camino dan vida a este lugar de perdición y olvido. Suelen hablar en acertijos y nos dejan la impresión de que algo blasfemo esta al acecho y que la voluntad que poseemos no es más que una vana ilusión.

agony 3

Intentando escapar

Nuestro objetivo en Agony es intentar abandonar este lugar. Para hacerlo, contamos con diversas herramientas que nos ayudan a sobrevivir en tan hostil ambiente. Inicialmente somos un Mártir, en esta forma inicial y básica nos tenemos que concentrar en escapar de los peligros, evitarlos a toda costa, ya sea corriendo, escondiéndonos o aguantando la respiración para que no puedan oírnos. Los momentos de tensión que se generan a partir de esta mecánica son creadores de taquicardia. En el infierno hay toda clase de demonios y aunque no todos actúan igual, comparten el mism objetivo: torturarnos, destruir nuestro débil cuerpo y regodearse con nuestra carne. Cuando sucumbimos a sus ataques, entramos en una fase de alma donde podemos recuperar fragmentos de otras almas torturadas para poder regenerarnos. Sin embargo, si nos alejamos demasiado de nuestro cadáver, sucumbimos y tenemos que volver a cargar la partida. Cuidado también con los demonios que son capaces de alimentarse de nuestra alma, que pueden derrotarnos incluso después de que nuestro cuerpo haya sido destruido.

agony 5

Pero no todo son malas noticias para nuestro Mártir. A medida que avanzamos y descubrimos elementos de la historia o completamos objetivos, podemos aumentar algunas habilidades que nos dan algo de ventaja en situaciones extremas. Algunas de estas capacidades son aguantar más tiempo la respiración o recibir menos daño de los ataques enemigos. También los demonios tienen sus debilidades, hay algunos que se ven atraídos por el fuego u otros que tienen un gran sentido del oído pero son ciegos. Con las herramientas indicadas podemos distraerlos en nuestro beneficio.

Ojo, nuestros agresores eventualmente se llevan su merecido. Más adelante podemos aprender a poseer los cuerpos de varios demonios para convertirnos en brutales máquinas de asesinato y devastación. Esto nos ayuda a superar las situaciones más difíciles y desafiantes. Cada demonio que poseemos tiene también diferentes habilidades para diversas circunstancias.

agony 4

Todo arte es controversial

Agony es un juego que ha sabido plasmar de forma fidedigna la visión de un grupo de personas que no tuvo temor de subirle el tono a todo. Eso de por sí lo consideramos un triunfo, sabiendo que se trata de un título que apunta a un público más reducido debido al contenido tan violento, no titubeó en mostrar todo lo que quería mostrar, darnos su interpretación más completa del infierno.

Sin embargo en algunos aspectos se queda algo corto. Por momentos se torna un poco repetitivo, aunque no demasiado. También podemos decir que hay momentos en que roza lo frustrante ya que es un juego laberintico, difícil de entender en ciertos segmentos y con una curva de dificultad compleja en los los niveles de dificultad más elevados. Los escenarios también pueden tornarse muy confusos, y avanzar se convierte en una tarea cuesta arriba. Aunque al final del día, puede decirse que eso es parte del encanto de Agony. [i]

DESARROLLADO POR: Madmind Studio
DISTRIBUIDO POR:
PlayWay, KochMedia & Madmind Studio
GÉNERO: Horror, Supervivencia, Acción
DISPONIBLE EN: Xbox One, PS4, PC

CALIFICACIÓN

75%

QUÉ ONDA: Una visión del infierno que da escalofríos, artísticamente perfecta que no se guarda nada de contenido.
LO BUENO: El diseño del infierno y de los demonios. Los gráficos. La enigmática historia.
LO MALO: Momentos repetitivos y partes frustrantes.

Renzo AdamoRenzo Adamo, alias The Renzone, es Game Designer, amante indiscutido de los RPG, Escritor, diseñador y futuro programador. Super geek pensando en crear una religión con Shepard y Geralt de Rivia como sus dioses.

 

¡Atención, micos! Si les despertó la curiosidad, pueden comprar este fichín en la Humble Store a un precio super conveniente haciendo [TIKI] acá.

blog comments powered by Disqus

Más chismes

  • 1

Software gratuito para PC gamers – Convertidor de vídeos

irrompiblesDigital

[IRROMPIBLES] DIGITAL

Todos los números de la revista en formato electrónico. Suscribite.

Spanish English French Italian Japanese Portuguese