warhammer vermintide 2 review

Left 4 Skaven

¡Cómo viene Warhammer, papá! Pegando fuerte en todos los géneros en los que el universo tiene presencia, siempre con fichines de gran calidad en la mayoría de los casos. Y aquí les venimos a ofrecer, para el elfo de la dama o el enano del caballero, esta review de Vermintide 2, que se mete directo dentro de esa bolsa rolera del alegror.

Hagamos memoria: el primer Vermintide estuvo bien, correcto y divertido para jugar entre amigos. En lo particular, esperaba más o menos lo mismo para esta segunda parte (con algún “piripipí” adicional). Estaba en paz y hasta entusiasmado con ese prejuicio. ¡Qué hermosa sorpresa ser testigo de una apuesta más alta! Es como encontrar guita en un saco, cuando en realidad esperabas un paquete de chicles a medio terminar.

warhammer vermintide 2 1

Partiéndole la jeta a Ratatouille

Vermintide 2 es un juego cuya categoría es difícil de precisar. Es un juego de acción en primera persona, con tufo rolero y enfocado a su cooperativo, de hasta cuatro jugadores. La realidad es que podríamos haber resumido todo eso diciendo “Left 4 Dead en el universo Warhammer Fantasy”. ¿Pero saben qué? Nos gustó aún más que el clásico matazombi.

En esta segunda parte volvemos a tomar posesión de cuatro héroes de distintas razas y ocupaciones. De movida tenemos a un mercenario imperial, a una maga de fuego, un cazador de brujas, una elfo jipi y un enano explorador. Con ellos nos enfrentamos a los Skaven en un total de 13 misiones, con la diferencia que en esta secuela también se suman las fuerzas del Caos.

¿Les parece poco el número de misiones? Les aseguramos que es más que correcto. Por un lado, Vermintide 2 tiene una “lógica grindera”, es decir, machacar cosas para obtener nuevos y mejores items al finalizar la misión. Por otra parte, si bien el escenario no es generado proceduralmente, los enemigos (especiales y comunes), los detonantes de las hordas y los bosses son cambiados en cada partida, tanto la ubicación como su tipo. Esto, que podría parecer menor, hace que cada vez que juguemos vayamos con una especial cautela, intentando no separarnos del equipo, porque no sabemos si nos va a pegar un cachetazo mortal a la vuelta de la esquina.

warhammer vermintide 2 3

Hack and Feel

Una de las cosas que han mejorado notablemente es el sistema de combate y el “feel” de las armas, es decir, como se sienten cuando rompemos ratitas. Si van a ir por los escenarios cliqueando como locos mal medicados, desde ya que no van a durar mucho. Si bien esa técnica en ciertas ocasiones es necesaria, deberemos alternar con otras, tales como el bloqueo, el desvío, los empujones, los golpes cargados y la esquiva, lateral o hacia atrás. Dominar esto es clave para hacernos la vida más llevadera en un juego que puede sentirse frustrante en los primeros compases.

Y es que Vermintide 2 no es un juego fácil. En primer lugar, tenemos una curva de aprendizaje notable hasta que entendemos la lógica del combate. Además de ello, es un juego que obliga a jugar en equipo y balancearlo. No es extraño que una horda nos agarre mal parados y nos deje llorando en el piso. La buena noticia es que, mediante un sistema que suma el puntaje de cada uno de los items equipados, nuestro performance irá mejorando, haciendo que pasados los primeros cuatro niveles de experiencia, el flujo del juego comience a sentirse natural y agradable.

warhammer vermintide 2 6

Si hablamos de levelear, podemos decir que hay para todos los gustos. Cada uno de los personajes principales tiene dos especializaciones adicionales, dando un total de quince opciones a desarrollar, un número más que suficiente. Hermoso, pero ¿quieren más? Ahí va: cada clase y subclase tiene su propio árbol de habilidades, donde por cada nivel habilitado tenemos tres beneficios o aptitudes para elegir. Lo interesante es que no son fijos, de manera que, sumado al intercambio de items, podemos cambiar nuestro build de acuerdo a qué rol vamos a tomar dentro del equipo.

warhammer vermintide 2 5

Viviseccionando ratitas

Vermintide 2 se ve genial, mejor que la primera entrega, tanto en texturas, como efectos de iluminación y chimichurris varios. Pero en cuanto a las animaciones, sólo podemos calificarlas como un acto de amor. Queremos mencionar dos en particular que nos llenaron de júbilo y culpa proteccionista: si le rompemos el escudo a un Skaven, a veces se mira la mano, perplejo, como diciendo “apalala! qué contratiempo!”. También, si le desaparecemos la cabeza de un martillazo, con una justificada desorientación se lleva la mano al cuello, como tratando de rascarse una oreja que ya no está ahí.

En cuanto al apartado sonoro, nos peleamos en la esquina con cualquiera que diga que es menos que estupendo. La música acompaña con epicidad la aventura, tanto en los momentos de cautela como en los momentos en que se viene la horda a pura furia. Es decir, complementa a la perfección la labor del juego, que en resumen es desarreglar nuestro sistema nervioso.

Por último, las voces están a la altura de la calidad general del juego, tanto en contenido como en interpretación. Pero queremos resaltar que nos encantó que se disparen de manera contextual, al punto que, si somos un poco ortivas o antisociales, hace innecesario el chat de voz con desconocidos. Por ejemplo, si estamos perdidos y de casualidad uno de nuestros compañeros puso un pie en la ruta correcta, su personaje grita “eh! por acá, manga de trasnochados!” (bueno, en realidad yo gritaría eso, pero sí dice algo similar).

warhammer vermintide 2 7

Otra vez, Loot Crates…

Pero no se pagan. JA! Los engañamos, eh? Qué locos que somos! El looteo de ítems no ocurre durante la partida, sino al finalizarla. Obtenemos cajas por cada misión terminada, que puede mejorar su calidad de acuerdo a si hemos encontrado items especiales durante el recorrido. También, con cada subida de nivel se nos dará una caja especial. Al abrirla, saldrán tres ítems de diversa calidad y bonificación. En definitiva, nada se compra, todo se obtiene jugando. Brindamos por ello.

Además de conseguir nuevos ítems mediante estas cajas, tenemos una forja a nuestra disposición. En ella podemos, entre otras cosas, elaborar o mejorar equipo, partiendo de la materia prima obtenida de la destrucción de objetos de nuestro inventario. El sistema no está mal, pero se nos hizo un poco básico. También es extremadamente escueta la información sobre nuestras estadísticas. Tan sólo vemos las de los ítems, nuestro nivel de experiencia y el poder total del personaje. Por ser un juego que intenta tener un aroma rolero en su mecánica de build, se nos hace extraño que no estén estos datos.

warhammer vermintide 2 2

Me caigo y me levanto

Sin dudas, lo peor del juego está dado en la estabilidad de sus conexiones. No nos malinterpreten, la realidad es que los problemas ocurren de forma esporádica. Pero cuando ocurren, o nos patean de la partida o nos cambian de host (no tiene servidores dedicados). En cualquiera de los dos casos, nos hace arrancar desde cero, en lugar de continuar en el lugar. El resultado final es que se pierde todo, la experiencia y también el loot, ya que sólo se obtiene al terminar la misión. Es cierto que el roadmap publicado por los desarrolladores contempla la incorporación de servidores dedicados a la brevedad. Pero, aún así, el horror del que somos víctimas en una desconexión debería haber sido tenido en cuenta desde el día uno.

Para terminar, otro punto flojo pero quizás inevitable es la segmentación narrativa que sufre a manos del quick play. El juego nos alienta a optar por este modo para obtener mejores recompensas. El problema es que las misiones están divididas en tres líneas argumentales y nos mete en donde mejor le convenga al matchmaking. Este sistema de “la suerte es loca, lo que toca, toca” hace que no podamos seguir el hilo narrativo, a no ser que tengamos una memoria prodigiosa o el entrenamiento particular que otorga haber leído muchas veces “Rayuela”.

warhammer vermintide 2 4

En conclusión, compren sin dudarlo. Si no lo tienen y ya tienen amigos jugándolo, están incurriendo en un error grave. Cuenta con un precio absurdo en comparación con lo que ofrece, dado que lo único que se hace desear, en especial por el olorcito a Left 4 Dead, es un modo competitivo. Si hubiera venido con esto y con servidores dedicados, tendríamos que haber sido muy ratones para no poner un puntaje rozando el diez. [i]


DESARROLLADO Y DISTRIBUIDO POR: Fatshark
GÉNERO: Acción, FPS
DISPONIBLE EN: PS4, Xbox One, PC

CALIFICACIÓN

80%

QUÉ ONDA: Left 4 Dead en el universo de Warhammer Fantasy. Un cooperativo imperdible para jugar con amigos.
LO BUENO: Las animaciones. Las voces contextuales. Exquisito sistema de combate. Hay loot crates, pero no se pagan. Posibilidad de modificar el build según necesidad.
LO MALO: Las desconexiones te hacen llorar como un niño. La gestión del inventario y la información sobre estadísticas de personaje es algo pobre. La narrativa se ve segmentada por el quick play y no terminamos entendiendo que pasa-pasa, humanooo.

¡Atención, micos! Si les despertó la curiosidad, pueden comprar este fichín en la Humble Store a un precio super conveniente haciendo [TIKI] acá.

Gustavo SobreroGustavo Sobrero, alias El Cenizas y autodefinido como "old school gamer" (se sospecha que utiliza el término para camuflar el hecho de que está jovato). Fue administrador de importantes comunidades gamer y, desde ese entonces, escribe reviews para donde se lo pidan, bien a lo mercenario. Amante de los RPG, incluso los de papel y lápiz, inició numerosas protestas para que al JRPG le saquen las últimas tres letras. Pueden seguirlo en Twitter como @ElCenizasWTF y en Instagram.

blog comments powered by Disqus

Más chismes

  • 1

Software gratuito para PC gamers – Convertidor de vídeos

irrompiblesDigital

[IRROMPIBLES] DIGITAL

Todos los números de la revista en formato electrónico. Suscribite.

Spanish English French Italian Japanese Portuguese